DECÁLOGO DEL OPOSITOR AL CUERPO DE AYUDANTES DE INSTITUCIONES PENITENCIARIAS

DECÁLOGO PARA EL OPOSITOR AL CUERPO DE AYUDANTES DE INSTITUCIONES PENITENCIARIAS

1
INFORMACIÓN  
Antes de tomar la decisión de opositar debes recapitular toda la información (es gratis), despejando cualquier duda. Requisitos, pruebas, programa, plazas, plazos,… Fundamental que algún opositor te cuente la experiencia vivida.
2
MATERIAL  
El pilar principal de una oposición. Si tenemos un material exigente y de calidad, todo será más fácil. Debe responder con garantías al contenido del programa. Huye de temarios sin fecha de caducidad.
3 PROGRAMACIÓNDesde el comienzo debes trabajar de manera programada, con un calendario de estudio, sin dejar nada a la improvisación. No existe una programación mejor que otra. Cada uno/a debe confeccionar la suya propia.
  4
CRONÓMETRO
Es imprescindible realizar los test/supuestos en tiempo real, al igual que estar realizando un examen oficial, entrenando desde el minuto uno la agilidad y viveza por medio de una lectura rápida y razonada. Recuerda siempre que de poco sirve conocer bien la materia si después no se puede responder en los tiempos oficiales.
5 CIRCUNSTANCIAS PERSONALESAjusta tu calendario de estudio a tus circunstancias familiares, al tiempo disponible y, muy importante, haz partícipe a los tuyos de tu proyecto para que se alíen contigo y te apoyen en todo momento. Serán tu mejores aliados.
6 MARATÓN DE FONDODe nada sirven los “atracones”. Hay que ir ganando etapas día tras día, subir escalón a escalón, con constancia, disciplina, ilusión y motivación.
7 EJERCICIO FÍSICOEntrenar el cuerpo es fundamental para entrenar/relajar la mente. Reserva un tiempo diario para hacer estiramientos, pasear, …. Créate tu propia tabla de ejercicios. Imprescindible para evitar altibajos.
8
ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA
Cuida tu alimentación, ya sabes, dieta equilibrada y rica en vitaminas. Evita los “atracones” y la “comida basura”.
9
DESCANSO
En tu programación es imprescindible que contemples tiempo razonable de descanso. En él haz lo que te guste (ver una película,…). Siempre he recomendado una breve “siesta” y acostarse pronto. Dormir 8 horas es sinónimo de sueño reparador.
10
PREPARADOR
Tras “rodar” unos meses decide por ti mismo/a si necesitas un apoyo que te sirva de ayuda, para sumar, motivar, no para restar ni presionarte. Debes sentir al preparador como un aliado a muerte contigo.